Conoce a la nieta

Cristina Morón Tolosa
Hace unos años escribí: “Me entusiasma crear, dar formas, fusionar sabores, olores, texturas, y con ello conseguir emocionar a las personas”.
¡Qué sensación de libertad!

Mi nombre es Cristina Morón Tolosa, y  desde niña, siempre estuve rodeada de dos grandes mujeres y maestras, mi abuela y mi madre, quienes despertaron en mí la curiosidad por la cocina. Con mi madre, nació el interés por la creación y el dar formas a algo, que luego iba a tener un recorrido por los sentidos.

Los recuerdos de infancia, están llenos de momentos creativos y emocionales.
Con el paso de los años, tomé caminos diferentes a los que había soñado de niña pero el 11/04/2012 mi vida dio un giro inesperado cerrándose así una etapa.
Fueron momentos de subidas y bajadas, como si de una montaña rusa de emociones se tratara. Aunque siempre tomando impulso para arriba, con la fuerza y energía de los motores de mi vida, mis hijos Valentín y Marcos.

Gracias a las conversaciones con mi hermana Alejandra, el pilar más fuerte sobre el que me he apoyado, por su empuje, fuerza, energía, entusiasmo. Volvió a despertar esa niña subida en la silla de la cocina. Volvió ese viaje por los sentidos y el pensar en el disfrute de las personas, de una manera auténtica, como lo hacían mi abuela y mi madre. Estaba conectando con algo que había escuchado, ¿podía ser la “esencia”? ¿ese “para qué” de vida?, que tanto había oído hablar.

Así que llegaron momentos de emprender largos y constantes viajes a León para adquirir conocimientos de pastelería artesana (Academia SAPER), en la que disfruté mucho.
Desde los comienzos en esta andadura, he contado con el apoyo de Isabel Félez, gran chocolatera artesana pero ante todo gran persona. Ha sido mi guía y podría decir perfectamente mi mentora.
Después de montañas rusas, viajes y más aventuras, se hace realidad un sueño dormido.

La casa de la abuela abre las puertas para ti. “Cada pastel, bizcocho, tarta, es la esencia de una creación única”.
 
Siempre pensado en las personas y en el despertar de los cinco sentidos de una manera autentica y saludable “como hecho en casa”.

Me encantaría que “La Casa de la Abuela” estuviera en todos los momentos importantes de tu vida, endulzando tus historias.